No sé como tomarme la nueva generación de consolas

Pues como digo en el título, no sé como afrontar esta nueva generación, por un lado mi gusanillo “gamer” me pide que actualice el mueble del salón con una nueva consola, pero por el otro lo pienso y la verdad es que no me entusiasman nada, de hecho me generan más dudas que otra cosa.

Me explico, yo veo las consolas de la, ya anterior, generación y creo que dieron un salto brutal si las comparamos con sus predecesoras, tanto en software como hardware, la calidad gráfica pasaba de una poligonización baja y mediocre, con texturas prácticamente planas y resoluciones bajas a la era de la alta definición que, aunque no llegarán al Full HD, si era un salto importante, teniendo en cuenta además que fue el gran salto de las teles de tubo a las de pantalla plana, ya antes se estaba cambiando de unas a otras pero en el momento de salir las nuevas consolas el cambio fue más rápido. Lógicamente por estos dos puntos la generación anterior fue muy esperada e incluso podríamos decir que importante.

Ahora bien, ¿que me pasa a mi con esta generación? Pues que no lo tengo nada claro ¿que se supone que tengo que esperar? gráficamente el salto no es tan grande como se podría esperar, si es cierto que la calidad de la iluminación y de los reflejos es altamente superior, probablemente es en lo que más se note, pero tampoco he visto nada que a estas alturas me haya podido impactar, he de decir que solo he visto en funcionamiento la Xbox One y que tenía el Fifa 14 y el Forza 5; el primero no lo considero en ningún caso apto para un baremo de calidad de una consola y sobre el segundo solo decir que lo probado no me hizo sentir el gusanillo de “quiero tenerlo y lo quiero ya”, más bien me hizo sentir el “si sale otro juego que me invite a comprarme la consola quizá me pillase este también”.

Por otro lado se me presenta la sensación de que mi PC actual, comprado hace escasamente 2 meses y en el que me dejé una pasta (y un montón de sudor para recaudarla, que conste… dicho sea de paso, lo utilizo más para trabajar que para jugar), es perfectamente capaz de comerse tanto a una como a la otra con los juegos que han salido hasta la fecha, es decir, un Battlefield rinde mejor en mi equipo que en las nuevas consolas (por lo menos por los vídeos en alta definición que he podido ver de las consolas), lo cual me da mucho que pensar, se supone que es un hardware (el de las consolas) que tiene que durar años, si un PC comprado hace 2 meses ya es superior ¿que pasará dentro de 1 año? o ¿es que prevén sacar una consola cada 2 años?

Los juegos son otra cosa que todavía no me han impactado, hasta ahora los exclusivos no me invitan a desesperarme por una consola, ni una ni otra, aunque con el tiempo quedará claro que soy más de Xbox que de Playstation, lo que no quiere decir que no quiera las dos, ¡por supuesto que las quiero!, ni siquiera juegos como Killzone que me han gustado siempre o Forza me llegan a subir el nivel de ansia, si tengo claro que, por ejemplo en One, el Crackdown 3 me invitaría mucho a comprarla, pero por un juego no me voy a comprar una consola… Aunque dicho esto, el Mario 3D World si que me invita a ir a por una WiiU, pero claro, también hay que tener en cuenta que los juegos que más “tilín” me hacen también salen para PC y teniendo uno recién comprado y una maravillosa cuenta de Steam, otra de Origin, la de U-Play y la de Battle.net pues como que no hay mucha excusa para gastarse 20 euros más en el juego para una consola, sobretodo si las propias desarrolladoras recomiendan PC.

Personalmente, hoy en día, me llaman más la atención dispositivos como Oculus Rift, castAR o Virtuix Omni que las consolas… mmm no obstante, terminaré con una consola de la nueva generación… o quizá más de una 😛

facebook twitter Google Buzz MySpace delicious

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *